lunes, 19 de febrero de 2018

Visitando la isla de Corfú (segunda parte)







Un poco de fresquito si que hacía



En el camino que llevaba a un pueblecillo abandonado nos encontramos vestigios de una antigua cantera. No conseguimos visitar el pueblecillo, nuestro coche de alquiler no hubiese aguantado el camino...










En todas las carreteras nos encontramos estas miniaturas de ermitas en cuyo interior había estampitas, velas, fotos, botellitas, ...Pensamos que estarán dedicadas a fallecidos en accidentes de tráfico o bien será una ofrenda para protegerse contra el mal.



Los habitantes de esta isla conducen muy mal, siempre te adelantan en cualquier sitio, da igual que sea una curva sin visibilidad y con doble linea contínua. Tampoco respetan los pasos de peatones. Curiosamente en toda la isla no hemos visto prácticamente ninguna señal de límite de velocidad.



Este es el pequeño monasterio de Vlacherna, situado en una islita al sur de Corfú Town. 
Como pasa siempre con lo que inventa el ser humano, como la fé y la religión, se acaba rindiendo al "mercadeo", casi lo único visitable en el monasterio era su tienda de souvenirs 





Este pequeño altar tenía su propia campana extractora de humos.




Paleocastritsa, en el noroeste de la isla, un sitio precioso.




Y su monasterio. A pesar de estar cerrado pudimos echar una ojeada...






La subida al castillo de Angelokastro





Resto de tumbas antropomorfas




El Canal del Amor en el norte










Levkimmi






Ipsos
































No hay comentarios:

Publicar un comentario