viernes, 8 de junio de 2018

Atokos

La tarde que llegué a Atokos cuando el sol se estaba poniendo, de repente miro hacia la playa y veo dos jabalíes, aunque también podrían ser cerdos, el caso es que allí no hay nadie, de modo que deben  de ser salvajes...





07/06/2018


A la mañana siguiente desembarco con la Nautigirl para dar una vueltecita por los alrededores








Me meto entre la maleza y al poco tiempo escucho muy cerca el gruñido de uno de estos cerdos o jabalíes, de modo que aligero el paso y me voy rápidamente hacia la iglesia donde me subo aun escalón bastante alto y allí espero por si vienen, ja,ja





Esta es la iglesia diminuta 




A pesar de ser perseguido por un jabalí furioso, es uno de los lugares mas bonitos que he visto







Tras un bañito recojo el ancla y marcho hacia Meganisi donde está la Petite Marie para ir juntos hacia Vlikho Bay donde nos refugiaremos del temporal de Sur que se espera para el viernes.

"La calma que precede a la tempestad"








No hay comentarios:

Publicar un comentario