sábado, 16 de junio de 2018

Messolonghi

16/06/2018

En nuestra ruta hacia Delfos hacemos un alto en Messolonghi, una marisma en el norte de la entrada del canal de Patras. Es un sitio bastante peculiar con un largo estrecho canal de entrada. Hay que estar bastante atento porque hay tramos con mucha distancia de unas balizas a las siguientes. A los lados nos encontramos casas de playa con sus propios pantalanes, muchas de ellas cerradas, y al final del canal está la marina de Mesolongi, aunque actualmente no presta servicio por algún problema de licencias...

Hemos tenido que utilizar el motor una pequeña parte de la travesía, aunque en el momento que hemos enfilado el canal de Patras hemos navegado primero con viento suave por la aleta y después a "orejas de burro" hasta la entrada del canal. Una navegación realmemte tranquila la de hoy.



Saliendo de Petalas





A "orejas de burro"



Llegando al canal de Messolonghi 




En el canal









Parece mentira que ese barco haya entrado por el mismo sitio que nosotros




El fondeo delante de la marina




El track, al oeste de nuestra posición se puede ver la gran isla de Cefalonia



AVISO:

Hemos estado un sábado y al lado del fondeo hay un "garito" que tuvo la música (por llamarla de alguna manera) a todo volúmen durante toda la noche y hasta las 7 de la mañana.






17/06/2018


Por la mañana Marie nos lleva al yacimiento arqueológico de Pleurona que está a 5km de Messolonghi 


Paseo por la ciudad








El Jardín de los Heroes y el monumento a Lord Byron quien falleció en esta ciudad.





Un antiguo hospital




El yacimiento de Pleurona






Increíble como están encajadas las piedras de la muralla


























Petalas

15/06/2018


Zarpamos del puerto de Kalamos despues de que todos los barcos de charter que tenemos delante (en doble fila) se hayan ido. Parece un milagro que no se engancharan mas de dos o tres lineas de fondeo





Nos dirigimos al sur, hacia el golfo de Patras. 

Despiés de una travesia de unas 16 millas llegamos al fondeo de Petalas ya con la tormenta que nos seguía encima. Después del diluvio y a última hora de la tarde somos espectadores de algo impresionante, un Arco Iris doble y completo cuyo reflejo en el agua forma una circunferencia que envuelve nuestros barcos. Nunca había visto algo así






El fondeo




El track





miércoles, 13 de junio de 2018

Kalamos II

13/06/2018


Recogemos el fondeo y ponemos rumbo al puerto de Kalamos, dos millas y media mas al norte de Porto Leone, no se puede decir que haya sido una gran navegación, ja,ja







Defensas y cabos preparados



Finalmente atracados




No es fácil salir al muelle








La merecida recompensa. En la cara de Marcos se puede ver el calor que hemos pasado








Parece que llegamos a la hora justa, toda la tropa de charter se está marchando y el puerto se queda casi vacío. 
La Petite Marie entra primero y yo voy después. El puerto inicialmente es un caos, la gente del charter se va y les importa un bledo si tú estas entrando o saliendo, son como "burros en una cacharrería", en fin, primero atracamos por la banda pero enseguida llega George y nos invita a atracar en el lado opuesto del puerto "a la griega" ya que ocupamos demasiado espacio y por la tarde tienen que llegar mas barcos. George es el dueño de una de las "tavernas" del puerto, este personaje tiene mucha mas experiencia que casi cualquier marinero de cualquier puerto de España, la verdad es que es un auténtico espectáculo verlo trabajar, el solito ayuda a todos y cada uno de los barcos que entran por la bocana en la maniobra de atraque, sube y baja de su barca, va de un lado para otro a toda velocidad y organiza todo el puerto. Y no nos equivoquemos, que el puerto es gratuito, imaginamos que lo que gana es que las tripulaciones pasen por su "taverna" para tomar algo.

Pues efectivamente iban a venir mas barcos, toda la tarde siguen llegando barcos, parece mentira que entren todos en un puerto tan pequeño, pero George se las apaña para encajarlos a todos



George en acción






Donde caben dos caben tres, nótese el barco en "doble fila"




Estos cuatro hacen uso de ese pequeño muelle





El pueblo

Algunas casas restauradas pero con las secúelas del último terremoto