domingo, 1 de julio de 2018

La "Gran Mentira" sobre la Posidonia

Hace varios años que en las islas Baleares se estaban implantando los campos de boyas en zonas claves de fondeo con la excusa de que los anclas de los barcos de recreo dañaban la famosa Posidonia, una planta que tapiza gran parte de los fondos marinos. Por supuesto estos fondeos en boya no son ni mucho menos gratuitos. 

También hacía tiempo que llevábamos denunciando el hecho de que la destrucción de la Posidonia únicamente tenía que ver con el turismo completamente desmesurado que llega a las islas en verano,  ya que las depuradoras existentes no dan abasto y acaban vertiendo todas las aguas fecales directamente al mar sin depurar. Esta barbaridad se ha estado produciendo durante muchos años a sabiendas de los que mandan, tanto es así que para distraer la atención sobre este delito ecológico se ha echado la culpa a la náutica de recreo y por si fuera poco se han establecido los mencionados campos de boyas para cobrarnos por fondear, doble negocio.

Hace pocos días supimos que la fiscalía iba a investigar este tema, y curiosamente a raíz de este hecho se ha comenzado una campaña mediática de acoso y derribo contra la náutica de recreo para prohibir completamente el fondeo libre en las islas.

Un cofrade de el foro náutico "Foro Navegantes" ha estado investigando el tema para ver cuanto había de cierto en ello, y este ha sido el resultado:





La duda

El fondeo sobre posidonia no suele ser la opción preferida de ningún fondeista, no obstante, históricamente se fondeado durante siglos sobre ella muy intensamente. Simplemente suele crecer en muchos de los fondeaderos mediterráneos ya que le gusta la luz y las aguas poco profundas y hasta hace relativamente poco no se consideraba esta actividad como un problema para la planta.

Una de las cosas que siempre habían despertado mi curiosidad esta relacionada al fondeo en la isla de Tabarca, en la costa alicantina. Se da la circunstancia de que la reserva marina de Tabarca desde hace mucho tiempo tiene designadas dos zonas de fondeo libre. Una en la parte norte de la isla y otra al sur. La del sur combina zonas de arena con zonas rocosas y de posidonia. La del norte, en cambio, es prácticamente toda de pradera de posidonia por tanto cabe preguntarse: ¿tras décadas de fondeo intenso sobre esta zona cual ha sido el resultado sobre el nivel de salud de la posidonia en la zona de fondeo? Pues que esta exactamente igual que la zona en la que no se fondea en absoluto. La misma posidonia, los mismos peces, la misma vida marina. Incluso en la zona sur, mayormente de arena, se ve como la posidonia no solo no desaparece si no que va avanzando progresivamente. Y no hablamos de unas pocas embarcaciones, no. Hablamos de decenas, algunos días he llegado contar mas de cien embarcaciones fondeando sobre una pequeña zona de posidonia. Estas observaciones hechas personalmente no admitían dudas puesto que había podido comprobar con mis propios ojos estos resultados.

Entonces.. ¿que estaba pasando?

Es importante aclarar que en 1986, cuando se creo la reserva marina de Tabarca, se creó con el proposito especifico en salvaguardar las especies marinas de interés pesquero. No se hablaba de la posidonia como algo a proteger. En realidad, prácticamente no se hablaba de la posidonia en
absoluto.
De hecho, la isla de Tabarca había pasado de ser un gran criadero de peces donde su almadraba
capturaba enormes atunes, donde los tiburones blancos campaban a sus anchas y donde las focas monje podían vivir gracias a su abundancia de pescado a prácticamente un yermo sin apenas peces a mediados del siglo XX. Para los años 70 la almadraba ya estaba guardada durante años y las grandes capturas de la isla solo eran un recuerdo.

Lo de la posidonia vino mucho después.  


Investigando mas

Lo primero que descubrí es que pese a ser endémica del mediterráneo, la posidonia no era, ni mucho menos, la única pradera marina del mundo. Descubrí a otros familiares cercanos, como la Thalassia del caribe, o las posidonias australis de las que hay varias especies, cuyas características medioambientales eran muy parecidas y que curiosamente se enfrentaban a la misma problemática. Estas plantas -no son algas- se enfrentan por todo el planeta a una sensible recesión. Lenta pero constante y sobre todo, esta recesión no estaba especialmente relacionada con las zonas de fondeo. 
La posidonia se reproduce por floración como muchas de las plantas terrestres pero algo que muchos desconocen es que también se reproduce por clonación.


Cito textualmente el párrafo a destacar:

Resulta que un grupo de investigadores australianos tomaron muestras de ADN de 40 praderas de posidonia oceánica (algas mediterráneas, vamos) a lo largo de 3.200 kilómetros, desde la costa este
española hasta Chipre. Durante la investigación, encontraron algas genéricamente idénticas separadas por distancias de hasta 15 kilómetros, por lo que concluyeron que existen praderas de posidonia completas compuestas por un sinfín de copias de un mismo organismo que, como el árbol Pando, se clona a sí mismo para extender sus raíces. Los investigadores especulan que algunas de estas colonias cónicas podrían tener entre 80.000 y 200.000 años de antigüedad, aunque es un límite teórico porque algunas zonas en la que se encuentra pudieron estar sobre el nivel del mar hace entre 10.000 y 80.000 años.

Estas algas pueden expandirse hasta formar grandes parches de hasta 16 kilómetros de longitud y con un peso conjunto de 6.000 toneladas de peso. Al ocupar áreas tan extensas, garantizan su continuidad si una de las zonas que ocupan se queda sin recursos.

Es decir que el conjunto entero de fondos de posidonia que hay entre Ibiza y Formentera no es una pradera de plantas de posidonia, no. Es genéticamente mas bien una sola planta con muchísimas ramificaciones.

En este otro sitio web (en Inglés) amplia la información al respecto:


Cito lo mas destacable acerca de que esta provocando la recesión de la posidonia:

She pointed out that the clones of Posidonia oceanica revealed in the study had "crossed the past millenia... with seawater temperatures 10-15C lower than they are nowadays, and... the drop of the sea level 100m below its present day level about 10,000 years ago".

"These findings show that Posidonia oceanica's clones have been able to survive fluctuating environmental conditions, and meadows we observe nowadays are the outcome of millenia of evolution.

"On the other hand, changes are occurring nowadays at an unprecedented rate and the sharp decline of seagrass meadows in general - and Posidonia oceanica in particular - are raising concerns as to the ability of this slow growing species and its old, patiently selected clones, to face these new and rapidly occurring environmental challenges."

Resumiendo. A pesar de la tremenda resistencia de la planta y de sus medios de reproducción es el cambio climático, o mas bien su inusual velocidad, lo que esta acabando con estas praderas marinas a lo largo y ancho del planeta.

Aquí aún encontré un detalle interesante mas:

Cito:

But Prof Duarte said that while the seagrass is one of the world's most resilient organisms, it has begun to decline due to coastal development and global warming.

"If climate change continues, the outlook for this species is very bad," he said.

"The seagrass in the Mediterranean is already in clear decline due to shoreline construction and declining water quality and this decline has been exacerbated by climate change. As the water warms, the organisms move slowly to higher altitudes. The Mediterranean is locked to the north by the European continent.

"They cannot move. The outlook is very bad."

Creo que merece la pena traducir el último párrafo:

La pradera marina del Mediterráneo ya está en clara decadencia debido a las construcciones de la línea costera y a la disminución de la calidad del agua, y este declive se ha visto exacerbado por el cambio climático. A medida que el agua se calienta, los organismos se mueven lentamente a latitudes más altas. El Mediterráneo está bloqueado al norte por el continente europeo.

"No pueden moverse. La perspectiva es muy mala".

Como podéis ver no se hace alusión a las anclas ni de casualidad. Las praderas marinas del mundo están sufriendo debido al cambio climático y la perdida de la calidad de las aguas causada por las construcciones humanas, vertidos etc. La del mediterráneo será la mas mal parada debido a que no puede emigrar a latitudes superiores por tanto esta condenada a desaparecer.  


Entonces.. ¿que hay de las anclas?

En uno de los sitios web anteriores se hace cita de un trabajo de investigación profundo acerca de como se produce este fenómeno de la clonación de la posidonia.

El articulo en concreto es este:



Es denso, farragoso, lleno de términos científicos y muy muy largo. Pero si buceamos con paciencia en él descubriremos que los científicos se dieron cuenta de que algo no cuadraba en la forma de extenderse la posidonia y llegaron a ciertas conclusiones:

Cito -brevemente-:

The finding of clone mates 1 to 15 km apart, with an exceedingly low sampling effort (about 1 in 10,000 to 1 in 100,000 of the shoots sampled in each site) suggests the occurrence of a large number of clones spreading on a scale of kilometres across genetically-differentiated meadows [9], [11]. A clonal spread of P. oceanica on such a scale is impressive and calls for an assessment of potential confounding factors. Homoplasy is extremely unlikely to account for completely identical genotypes over 9 loci. Indeed, a biogeographic study of P. oceanica across its full distribution range, including distances where homoplasy would be more likely, provided no evidence for its occurrence [9]. In addition, the probability that the spread of genets across km-scale distances can be accounted for by independent sexual events yielding identical mlg is exceedingly low (Table 3). Three alternative scenarios could account for our observations. The km-scale spread of clones may result from i) clonal growth alone; ii) rhizome fragmentation and dispersal of thousands of shoots across these scales; or iii) a combination of both spread through clonal growth across large distances and range extension through edge dispersal of fragments.

La parte final es clave. Al parecer el ritmo de extensión requería algo mas que lo calculado al principio y la conclusión es que la fragmentación del rizoma y su dispersión es lo que aumentaba la extensión de la posidonia mas allá de lo esperado.

Lo cierto es que el rizoma arrancado no muere mientras permanezca sumergido y puede ser perfectamente arrastrado por el viento o la corriente hasta otra zona favorable donde anclarse y continuar con su dispersión.

¿Podría ser el caso de que en realidad esos rizomas arrancados a la planta por nuestras odiadas anclas estuvieran favoreciendo la extensión de la posidonia?

¿Podría ser esta la explicación a por que los fondeaderos tradicionales no parecen estar en peor estado que las zonas circundantes donde NO se fondea?  


Los medios informativos

En general, las directrices que hablan de prohibir el fondeo sobre posidonia, y que vienen dictadas por autoridades y organismos locales, se apoyan en conclusiones de estudios biológicos también locales. Suelen ser estudios elaborados de la siguiente manera: se parte de una hipótesis que se trata de demostrar como correcta y que normalmente se basa en una idea razonable (se ve como las anclas arrancan rizomas de posidonia luego las anclas deben ser malas). Se reúnen datos de una población de tamaño lo mayor posible. Se extraen estadísticas sobre distintas variables y se comparan. Y si se encuentra una correlación aparente estadísticamente significativa, ¡bingo! Ya tenemos legislación al canto. En ocasiones incluso existe un conflicto de intereses cuando los proyectos están financiados por algunas partes implicadas. Y cómo no, en una sociedad dominada por la publicidad, las redes sociales y la búsqueda del minuto de gloria, también se acaban tomando como verdades absolutas lo que son simplemente eslóganes o afirmaciones cuestionables, pero que llegan a calar entre el público como si fueran verdades cristalinas. 


La perspectiva

No me gusta. Acabo de leer en una revista de náutica que por lo visto el decreto no se ha estado aplicando este verano pese a su entrada en vigor debido a que este decreto requiere que haya una cartografía disponible que muestre con claridad donde hay o no fondos de posidonia.

Conociendo como funcionan los métodos cartográficos… esto es lo peor que podría ocurrirnos. Veo en el futuro una cartografiá muy generalizada donde grandes zonas estarán marcadas genéricamente como de posidonia y donde no se podrá fondear pese a que en realidad estarán llenos de grandes zonas de arena. Bastará que en las cartas figuren como fondo de posidonia para poder recibir el azote de la ley sin importar si esta condición es cierta o no. Y dado lo poco que se suelen parecer los fondos verdaderos de nuestro mar a su representación cartográfica es lo mas probable. ¿O hemos de creer que los servicios hidrográficos van a ir enviando buzos zona por zona para hacer una cartografía exhaustiva? … No lo creo. 

 Es por dinero:


Y lo que mas me duele no es que nos toquen las narices a los pocos que padecemos esta enfermedad de la pasión por el mar y/o la vela.

Lo que me duele es que finjan proteger la realmente valiosa posidonia mientras por el otro lado de su mascara son totalmente conscientes de que lo que llena ciertos bolsillos es lo que esta precipitando su desaparición. Esa hipocresía deleznable. Aprovechar la gradual extinción de la planta para arañarnos unas pocas monedas a nuestros exhaustos bolsillos mientras por el otro lado se visten de supuestos mesías ecologistas es totalmente….. (elija usted la palabra final).  




DGMM

EL MINISTERIO DE FOMENTO PRETENDE VULNERAR DE NUEVO LA LEGALIDAD INTERNACIONAL PARA PERSEGUIR A LAS EMBARCACIONES DE RECREO QUE SE ACOGEN LEGALMENTE A OTRA BANDERA COMUNITARIA

Desde que en 1986 España se integró en la UE permitiendo el libre movimiento de personas y mercancías, se abrió la posibilidad para las embarcaciones de recreo de huir de la farragosa y arbitraria burocracia marítima española. Los barcos de otras banderas comunitarias empezaron a poder permanecer indefinidamente en nuestras aguas, como parte de la UE que son, y podía suponer que un ciudadano español fuese propietario de un barco de bandera comunitaria y hacer exactamente lo mismo.

Pero hay administraciones que son muy celosas de su poder y control sobre sus administrados y ya en 1992, una ley de Impuestos Especiales obligó a matricular en España a todos los medios de transporte, nuevos o usados, pertenecientes a personas o entidades con residencia fiscal en España si querían ser utilizados en nuestro territorio.

Eso contravenía claramente el Acta Única Europea, pero aún tuvo que llegar el año 2011, para que en la ley de presupuestos generales, y para adaptarse a la legislación europea, se introdujera como excepción el haber abonado un 12% del valor de la embarcación, nueva o usada, en concepto de Impuesto de Matriculación.

Ahí se abrió claramente la ventana para una fuga de considerables dimensiones hacia banderas comunitarias de burocracia más tratable, sobre todo la belga y la holandesa.

Hay que hacer notar que la burocracia náutica española está en manos de la Dirección General de Marina Mercante, sin ningún organismo específico para la náutica de recreo, y que la normativa dedicada al recreo proviene en su mayor parte de la exigida a los grandes buques, resultando un laberinto normativo en el que resulta realmente difícil saber si estás cumpliendo lo exigido al 100%.

A ello se une una compleja jerarquía de titulaciones, de zonas de navegación y una prolija lista de equipos a llevar en cada una de ellas. Además, no es suficiente que esos equipos tengan el Marcado CE, deben estar homologados por la propia DGMM, constituyendo claramente un filtro que obstaculiza la competencia o la adquisición de equipos que pueden resultar mucho más efectivos y económicos. La normativa también prohíbe taxativamente llevar a bordo cualquiera de esos equipos, aunque sea como equipos de respeto. Y las instalaciones de muchos equipos deben ser realizadas también por instaladores homologados por la DGMM, otra clara vulneración de la libre competencia, agravada por ser amparada por la propia admistración.

Las titulaciones, por su parte, aparejan una serie de prácticas en academias homologadas, prácticas que no aseguran en absoluto una competencia mínima para llevar una embarcación como patrón.

Aún más, a partir del año 2000, se establecen como obligatorias unas inspecciones técnicas que recaen sobre unas Entidades Colaboradoras de Inspección, que en la práctica han resultado una suerte de impuesto más, debido a la variabilidad de su calidad técnica y a soslayar de un modo paternalista la responsabilidad propia del patrón en cuanto a verificar la seguridad del barco sobre el que navega, tal como sucede en el resto de Europa.

Y todo ello atendido por una burocracia lenta, de trato displicente, con aplicaciones arbitrarias de normativa y un considerable elenco de multas que llegan a ser de cuantías desorbitadas. Esta burocracia ya no está en manos de las Comandancias de Marina, se ha traspasado a las Capitanías Marítimas, pero ese cambio apenas ha tenido efectos prácticos y existen considerables diferencias de rigidez y exigencias entre unas Capitanías y otras, llegándose al caso de multar a las embarcaciones que no enarbolan el pabellón nacional en días festivos, recurriendo a normativas existentes pero claramente anacrónicas.

Con un panorama así, darse baja del pabellón español y adoptar otro pabellón europeo ha supuesto una fuga constante desde el 2011, fuga que permite navegar con un cierto grado de relajación ante la tesitura de poder ser abordado y multado por cualquier nimiedad.

Pero ya en el año 2014, al hacerse patentes los palpables efectos de esa fuga, la DGMM introdujo en un Real Decreto la famosa Disposición Adicional Quinta, en la que obligaba contraviniendo los convenios marítimos internacionales firmados por España, a llevar titulación náutica española a los patrones con residencia en España.

La Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar (Convemar), emitida en 1982 y firmada por España, en su artículo 94, descarga la obligación de velar por la seguridad del barco, la competencia de la dotación y los equipos que el barco lleva en manos del estado al que pertenece el pabellón del barco. En el artículo 21.2 se recalca que el estado ribereño no podrá legislar sobre el diseño, construcción, dotación o equipo de los barcos que pasan por sus aguas o entran a sus puertos.

La DA5ª vulnera claramente esa legislación internacional y tiene como claro objeto el mantenimiento de empresas y academias que se nutren del abigarrado e ineficiente sistema de titulaciones náuticas españolas. Por contrastar con otros países de nuestro entorno y larga tradición náutica, en el Reino Unido no es necesaria ninguna titulación para navegar, pero en cambio poseen unas titulaciones de gran prestigio internacional, que una gran parte de los navegantes británicos posee y que realmente tienen un componente práctico que sí que asegura capacidad para llevar como patrón una embarcación.

Aún más, en el propio Código Civil español en su artículo 10.2 se especifica que a diferencia de los automóviles, barcos, aeronaves y trenes están sujetos a la legislación de su país de matrícula.

La oposición a la promulgación de esta ley en 2014 fue casi inexistente, tal vez porque la mayor parte de los navegantes ya tuviera la titulación española, pero su ilegalidad es inapelable.

Como una vuelta más de tuerca para hacer menos atractivos los pabellones comunitarios y ejercer su control sobre ellos, el Ministerio de Fomento ha sacado ahora, concretamente en el mes de mayo, un proyecto de Orden Ministerial en el que pretende hacer con los equipos lo mismo que hizo la DA5ª con las titulaciones, exigir el cumplimiento de la normativa española a propietarios y patrones con residencia en España.

De manera muy curiosa, la tramitación de esa orden se inició en agosto del año pasado con una llamada a navegantes y asociaciones a presentar sugerencias a una modificación proyectada de los equipos exigibles a las embarcaciones españolas. Hubo una nutrida respuesta, esperando una racionalización del tema, para encontrarse en mayo de este año con un proyecto de orden ministerial puesto a exposición pública en el que la normativa para barcos españoles se mantenía virtualmente igual pero en el que aparecía la coletilla de su exigencia a propietarios y patrones con residencia en España, un torpedo directo a los pabellones comunitarios a los que se pretende exigir las homologaciones a la carta de equipos, las revisiones de equipos con periodicidad inferior a la exigida por los propios fabricantes y por supuesto, la capacidad de abordaje por las autoridades españolas para exigirlos con sus correspondientes sanciones en caso de incumplimiento.

Con el cambio de gobierno y un nuevo ministro de Fomento y un nuevo director general de la DGMM, la aprobación definitiva de la orden se ha aplazado hasta septiembre, pero el descontento entre la comunidad de navegantes es palpable, y se teme que la inercia de una administración que trata de hacer volver al redil por las malas a quienes han utilizado las prerrogativas legales para acogerse a normativas más racionales que la española pretenda forzar la situación, con el apoyo de quienes se benefician económicamente de ello, vulnerando incluso el propio espíritu de construcción europea y obligando a una lucha judicial y de movilizaciones que indudablemente no resulta del agrado de nadie.

Una puntualización, con la redacción actual de la ley de impuestos especiales, poseer pabellón comunitario no resulta en ninguna ventaja fiscal con respecto a los pabellones españoles, para los armadores con residencia fiscal en España; aún sufriendo un impuesto que no existe en el resto de Europa, la fiscalidad está equiparada (y aún doblada, al tener que cumplir los requerimientos del país de pabellón), y lo que ha movido a la citada fuga a pabellones comunitarios ha sido básicamente la existencia de normativas más racionales y el poder evitar una burocracia anclada en tiempos pretéritos, permitiendo el uso del tiempo y los recursos económicos ahorrados en mejorar la seguridad de los barcos y sus equipos.

ANAVRE, asociación náutica de navegantes de recreo en España, se ha mostrado claramente en contra de este proyecto de orden ministerial. Tratarán de negociar una mejora en unas reuniones para las que han sido convocados en septiembre, y en el caso que no se retire el punto de injerencia en las banderas comunitarias, actuará en defensa de sus asociados en los tribunales.

Agosto 2018